2010

ULAPSI Y EL RESCATE DE LOS 33 MINEROS CHILENOS.

Como lo men­cionó, Gilbert Aubert, del Grupo Desar­rollo Humano, “con el rescate del último de los 33 mineros chilenos desde las pro­fun­di­dades de la mina San José, ter­mina un capí­tulo de una his­to­ria que con­mo­cionó y cau­tivó a todo el plan­eta”.
Fue una expe­ri­en­cia inolvid­able, que esper­amos no se vuelva a repe­tir. Casi todos los medios de comu­ni­cación cubrieron la noti­cia desde que se cono­ció el acci­dente; y a la hora del rescate, trans­mi­tieron min­uto a min­uto, detalle por detalle. Sin dudas, una his­to­ria impre­sio­n­ante que dice mucho sobre el espíritu humano, el lid­er­azgo, el tra­bajo en equipo y la capaci­dad de antepon­erse a la adver­si­dad, tanto desde lo per­sonal, cada uno con sus recur­sos inter­nos y car­ac­terís­ti­cas per­son­ales; como tam­bién desde lo común que les unía, uti­lizando al máx­imo sus recur­sos y habil­i­dades en la vin­cu­lación con el otro y en la gen­eración de estrate­gias cre­ati­vas que los man­tu­vieran vivos y unidos.

La ULAPSI que tiene como uno de sus obje­tivos el inter­cam­bio y la creación de condi­ciones para el desar­rollo de una psi­cología lati­noamer­i­cana y el mejo­ramiento de las condi­ciones de vida de todos los habi­tantes de esta región, reconoce y felicita el esfuerzo y el tra­bajo de los cole­gas que tuvieron la difí­cil tarea de acom­pañar en su dolor, mis­e­ria durante los 70 días de cau­tive­rio forzado a estos 32 ciu­dadanos chilenos y uno boliviano.

No podemos dejar de notar sin embargo, que nues­tra real­i­dad lati­noamer­i­cana, con muchos prob­le­mas y situa­ciones como la referida, más allá de lo mediático de la situación, tiene que lle­varnos a pen­sar, pro­poner y exi­gir a las instan­cias cor­re­spon­di­entes que las condi­ciones que posi­bil­i­taron esta trage­dia no se vuel­van a dar. Las condi­ciones de tra­bajo y la salud de los tra­ba­jadores en Amer­ica Latina deman­dan una cul­tura de pre­ven­ción y seguri­dad. El acci­dente de la

Mina San José, rev­ela la pre­cariedad de la real­i­dad lab­o­ral de muchos tra­ba­jadores chilenos, mineros y de otros sec­tores productivos.

Con­scientes que estos desafíos exi­gen esfuer­zos para la con­struc­ción de conocimien­tos y prác­ti­cas que puedan respon­der de modo ade­cuado a las necesi­dades y urgen­cias de nues­tra sociedad, los psicól­o­gos y las psicólo­gas reunidos en la ULAPSI, nos sol­i­darizamos con el pueblo chileno y le hace­mos lle­gar un sin­cero reconocimiento a las y los pro­fe­sion­ales en psi­cología que estu­vieron pre­sentes, brin­dando apoyo emo­cional así como inter­ven­ción en cri­sis y capac­itación a todos los afec­ta­dos por la situación, tanto den­tro de la mina como fuera de ella.

Sig­amos con­struyendo prác­ti­cas que, par­tiendo de nues­tras real­i­dades, tien­dan a trans­for­mar­las en direc­ción de la equidad y la humanidad.

América Latina, 26 de octubre de 2010

Con­sejo Ejec­u­tivo — Unión Lati­noamer­i­cana de Enti­dades de Psi­colo­gia — ULAPSI
Ana Mer­cês Bahia Bock
Sec­re­taria Ejecutiva

 


PARAGUAY
Sociedad Paraguaya de Psicologia

ANTE LA PROLIFERACIÓN DE OFERTAS DE LA CARRERA DE PSICOLOGÍA LANZADAS AL MERCADO, SIN OBSERVAR LOS PRINCIPIOS DEL PROTOCOLO DE ACUERDO MARCO PARA LA FORMACIÓN DE PSICOLOGOS EN LOS PAISES DEL MERCOSUR Y PAISES ASOCIADOS

La Sociedad Paraguaya de Psi­cología (SPPs) enti­dad cien­tí­fica y gremial sin fines de lucro, con mas de 40 años de vida insti­tu­cional, ha fir­mado en el año 1998 con los Pres­i­dentes de las insti­tu­ciones rep­re­sen­ta­ti­vas de los Psicól­o­gos de los países del MERCOSUR y países aso­ci­a­dos, el PROTOCOLO DE ACUERDO MARCO DE LOS PRINCIPIOS PARA LA FORMACIÓN DE PSICÓLOGOS EN LOS PAÍSES DEL MERCOSUR Y PAISES ASOCIADOS, y desde entonces, ha instado a todas las uni­ver­si­dades públi­cas y pri­vadas del Paraguay a ceñirse por el men­cionado protocolo.

La SPPs man­i­fi­esta a la ciu­dadanía en gen­eral, y de man­era espe­cial a estu­di­antes de la car­rera e intere­sa­dos en for­marse en Psi­cología, los pun­tos del men­cionado Protocolo.

Para la for­ma­ción de grado del Psicól­ogo en los países de la Región

1. GARANTIZAR UNA FORMACION BÁSICA COMÚN PARA EL RECONOCIMIENTO EN TODOS LOS PAISES DE LA REGIÓN DE UN/UNA PSICOLOGO/A.
2. GARANTIZAR EL PLURALISMO TEORICO Y METODOLOGICO EN LA FORMACIÓN CIENTIFICO PROFESIOAL DEL PSICOLOGO.
3. GARANTIZAR EN EL GRADO LA FORMACION GENERALISTA Y SUFICIENTE PARA EL EJECICIO PROFESIONAL, RESERVANDO LA ESPECIALIZACIÓN PARA EL POST GRADO. Pre­ver una carga horaria mín­ima de 3.500 horas cronológ­i­cas, la pon­deración equi­li­brada entre teoría, prác­tica e inves­ti­gación, y la inclusión de un mín­imo de 350 horas de prác­tica insti­tu­cional super­visada. La for­ma­ción gen­er­al­ista puede incluir ori­entación de pre­grado.
4. GARANTIZAR LA FORMACIÓN INTERDISCIPLINAR
5. GARANTIZAR UNA FORMACIÓN CIENTIFICA, RECONOCIENDO A LA PSICOLOGÍA COMO UNA CIENCIA QUE PRODUCE LOS CONOCIMIENTOS QUE APLICA.
6. GARANTIZAR LA INTEGRACIÓN TEÓRICAPRÁCTICA EN TODO EL TRANSCURSO DEL DESARROLLO CURRICULAR.
7. GARANTIZAR LA FORMACIÓN PARA EL TRABAJO EN EQUIPOS MULTIPROFESIONALES.
8. GARANTIZAR UNA FORMACIÓN COMPROMETIDA CON LA ATENCIÓN A LAS PROBLEMATICAS SOCIALES.
9. PROMOVER LA CONSTRUCCIÓN DE LA IDENTIDAD PROFESIONAL DEL PSICÓLOGO.
10. PROMOVER EL COMPROMISO ÉTICO A LO LARGO DE LA CARRERA FAVORECIENDO LA FORMACIÓN DE ACTITUDES CRÍTICAS Y REFLEXIVAS.

Cri­te­rios ori­en­ta­dos al mejo­ramiento de la cal­i­dad en la for­ma­ción de psicólogos,

Las car­reras deberán con­tar con:

1. Propósito de la car­rera e inte­gri­dad insti­tu­cional
2. Per­fil pro­fe­sional
a. Inte­gración como cien­cia y pro­fe­sión
b. Conocimiento de los fenó­menos y los pro­ce­sos psi­cológi­cos
c. Sol­ven­cia téc­nica metodológ­ica
d. For­ma­ción histórica, sis­temas y epis­te­mología de la Psi­cología
e. Conocimiento de la bases biológ­i­cas y sociales de la Psi­cología
f. Diver­si­fi­cación en el apren­dizaje
g. Aper­tura para nuevas áreas emergentes

ESTRUCTURA CURRICULAR

1. Activi­dades teóri­cas y prac­ti­cas
2. Debe com­pren­der tres áreas
a. Área básica
b. Área pro­fe­sional
c. Área de for­ma­ción gen­eral o complementaria

3. Para el pro­ceso de TITULACIÓN se deberá realizar
a. una prac­tica pro­fe­sional super­visada (por lo menos 350 hs.)
b. Una instan­cia de Eval­u­ación final
c. Una unidad respon­s­able de la car­rera debe con­tar con mecan­is­mos o dis­posi­ciones que per­mi­tan eval­uar per­iódica­mente el plan de estu­dios y los cur­sos ofre­ci­dos, pro­poner mod­i­fi­ca­ciones y man­tener actu­al­izado el currículo.

Ante cualquier con­sulta, la SPPs dispone de copias inex­ten­sas de éste Pro­to­colo Se informa además que la SPPs, junto con otros gremios de la Salud, han ini­ci­ado las ges­tiones con las autori­dades nacionales fin de encon­trar las medi­das cor­rec­ti­vas a esta situación.

PLENARIO DE COMITÉS
Ejer­ci­cio 2009/2011

 


CHILE

Nues­tra región, aún con­movida con la catástrofe de Haití, vuelve a sacud­irse. Se pone al des­cu­bierto la frag­ili­dad de una civ­i­lización agre­siva con­tra la nat­u­raleza. Hoy son nue­stros her­manos y her­manas chile­nas quienes sufren las secue­las de un ter­re­moto de fuerza desco­mu­nal. Diver­sas regiones del país aus­tral han sido impactadas por el sismo, que priva a muchos de sus vidas, y a otros de las condi­ciones mín­i­mas para vivir. El drama abarca var­ios sec­tores de la población. Los más per­ju­di­ca­dos son siem­pre los que menos tienen y no han logrado alcan­zar la cal­i­dad de vida prometida en los países que han imple­men­tado un mod­elo neolib­eral. Prob­a­ble­mente no podrán repon­erse a tanta pér­dida humana y material.

La Unión lati­noamer­i­cana de enti­dades de Psi­cología (ULAPSI) hace patente su dis­posi­ción a ayu­dar al pueblo de Chile, como lo ha expre­sado con el haitiano, a par­tic­i­par en cualquier tarea que se entienda nece­sario por el gob­ierno y el con­junto de insti­tu­ciones de la sociedad civil. ULAPSI se pone a la dis­posi­ción de las aso­cia­ciones gremi­ales de la Psi­cología en el país, y desde ya man­i­fi­esta su sol­i­dari­dad incondicional.

El dolor impera hoy en el pueblo chileno. Pér­di­das irrepara­bles ago­b­ian a mil­lones de per­sonas. Muchos de nue­stros cole­gas de pro­fe­sión com­parten esta triste situación. Llegue a todos y a todas nues­tras con­do­len­cias y sen­timien­tos de her­man­dad. Los psicól­o­gos y psicólo­gas de América latina esta­mos junto a ust­edes en esta hora difícil.

Hom­bro con hom­bro. Mano con mano. Pueblo chileno. Pueb­los lati­noamer­i­canos.

CONSEJO EJECUTIVO DE ULAPSI
01/03/2010

Deixar um comentário